LA HIPNOSIS EN LA TELEVISIÓN: ¿ESPECTÁCULO O REALIDAD?

LA HIPNOSIS EN LA TELEVISIÓN: ¿ESPECTÁCULO O REALIDAD?

Hipnosis

Ya son tres los programas en los que Jeff Tousaint hipnotiza a diferentes personas en “1, 2, 3 hipnotízame”. Después de una emisión así son muchas las llamadas a mi consulta buscando la “magia” de la hipnosis para solucionar sus problemas.

El modo en que vemos como los participantes caen KO genera muchas dudas, falsos mitos y miedos sobre la hipnosis, pero también expectativas muy altas a cerca del uso de esta herramienta en terapia. Así que me encuentro con pacientes que vienen a por el milagro que solucione sus problemas en esos tres segundos.

El modo en que Jeff Tousaint utiliza la hipnosis es sorprendente hasta para mí. A veces parece brusco, pero lo hace de un modo que entretiene. La mayoría de las inducciones que realiza son reales, en otras hay teatro buscando la risa y el morbo de la tele simplemente para que se hable del programa.

Te voy a explicar un poco de las técnicas que usa Jeff Tousaint en 1,2,3 hipnotízame. Utiliza las puertas más rápidas a la hipnosis que se llaman inducciones instantáneas. Estas son las más usadas en el espectáculo:

Inducción por shock: para los que realizan deportes de combate, será más fácil de entender. Utiliza el mismo principio de Knock Out (KO) pero sin que haya una conmoción cerebral, ni un daño axonal difuso. Se da un tirón suave del brazo en un momento de distracción del futuro hipnotizado, así su cabeza se queda hacia atrás y se desequilibra. Luego el hipnotizador lo sujeta y lo deja en el suelo delicadamente. En este momento el cerebro sufre una desconexión mecánica y queda confundido, mientras tanto el hipnotizador le brinda apoyo y le sostiene la cabeza, lo que genera una confianza inmediata. Esa confusión dura 11 segundos, ahí el hipnotizador puede aprovechar para hacer la sugestión. A la neurobiología del cerebro le cuesta muchos menos recursos hacer caso a las sugestiones, que restaurarse por sí mismo durante esos larguísimos 11 segundos.

Interrupción de patrón: se trata de interrumpir algo que tengamos tan automatizado como por ejemplo estrechar la mano. ¿Nunca te ha pasado que le has estrechado la mano a alguien y ha tardado mucho en soltártela y has deseado que termine ya? Jeff Tousaint parecía que les iba a estrechar la mano y luego se las colocaba delante de la cara y se la iba acercando poco a poco, mientras les decía que iban a empezar a sentir sueño. De nuevo al interrumpir un patrón genera una confusión y dispone de 11 segundos para hacer sus sugerencias.

Pero en el entorno terapéutico la hipnosis es muy diferente. Para aclarar dudas sobre cómo será una sesión de hipnosis en mi consulta les digo a mis pacientes: “La hipnosis solo es una herramienta, dependiendo de lo que la persona que la use quiera conseguir con ella, así la utilizará”. En terapia, nuestros objetivos son muy diferentes del entorno del espectáculo. Por tanto, las sugestiones que viven mis pacientes están dirigidas a generar un cambio terapéutico: instalar recursos, generar autoconfianza, disolver miedos, mejorar la concentración, el rendimiento deportivo, generar analgesia, ayudar a hablar en público, mejorar problemas, psicosomáticos etc.

Hipnosis clínica

Esa es la “magia” que vivirás en mi sillón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *