Cartas Oh


Terapia Cartas Oh


¿Cómo puedo diferenciar los distintos tipos de terapia? ¿Qué hace distinto a un terapeuta de otro? ¿Cómo puedo saber cuál es la terapia que más me conviene? Estas y otras preguntas acuden a la mente de nuestros pacientes antes de la elección de un psicólogo con el que iniciar una terapia. Sobre todo, si esa persona ya ha acudido a otros profesionales a lo largo de su vida sin que se resuelvan del todo sus problemas, ha sufrido recaídas de distinto tipo y en distintos momentos o si sigue teniendo la sensación, la visión de que su vida no va por el camino que desea, de que algo chirría cuando piensa en todo esto. Para que cuando termine la terapia el paciente pueda decir frases como estas: “Es un profesional diferente”. “Hemos conseguido cambios en mí, que ni yo pensaba que podría lograr”. “Ahora sí que me conozco y entiendo muchas cosas de las que me han ocurrido en mi vida”. Para esto, como psicólogos tenemos que hacer un trabajo muy personal con nuestro paciente, ajustado a sus necesidades y características, como un traje a medida. Por tanto, como profesionales necesitamos ser flexibles además de disponer de un abanico de recursos terapéuticos muy variado. Como nos dice la PNL (Programación Neurolingüística) lo conseguiremos si nos guiamos por estos tres conceptos:

  1. Objetivo
  2. Agudeza
  3. Flexibilidad

El uso de recursos proyectivos y asociativos como las Cartas Oh nos permiten obtener resultados óptimos, personales y profesionales, pues su dinámica versátil hace posible ajustarnos al momento terapéutico a través de sus diferentes juegos. Sus más de siete mil combinaciones son una garantía de flexibilidad, así como su amplia guía de posibilidades, que unida a la agudeza del profesional, siempre siguiendo el camino de los objetivos terapéuticos, desembocarán en la satisfacción del paciente. En el mazo de Cartas Oh encontramos dos tipos diferentes de tarjetas:

  1. Las Cartas Palabra: apelan a nuestra parte más racional, consciente y ligada a la comunicación más efectiva.
  2. Las Cartas Imagen: con escenas de todo tipo pero poco definidas para disparar lo subjetivo, lo inconsciente, la parte más emocional de nuestro cerebro.

Su uso va desde un guión ceñido hasta la creatividad que despiertan no solo en el paciente, sino también en el psicólogo o terapeuta que las utilice en su trabajo. Los Talleres de Cartas Oh están diseñados para el conocimiento de este rico material dedicando la mayor parte de tiempo al uso y manejo práctico de las fichas. A partir de ahí, comienza el verdadero reto: que cada sesión con las Cartas Oh sea un espacio en el que como profesional encuentres la clave para seguir avanzando en cada caso, con cada paciente. Tú como psicólogo irás también desarrollando habilidades cada vez más valioso en el mundo de lo analógico. Solo tienes que comenzar a hacer tu propio autodescubrimiento y destacar como el profesional diferente que emplea la excelencia en su trabajo. ¿Cuándo quieres comenzar?

Psicóloga y Sexóloga

Esther Del Moral

Licenciada en Psicología en la Universidad de Málaga y está colegiada en el Colegio de Psicólogos de Andalucía Oriental (GR-1892). Es Máster en Sexología y Terapia de Parejas, especialista en todo tipo de problemas sexuales y de pareja. También es Máster en Psicoterapia de Tiempo Limitado y Psicología de la Salud método creado por Roberto Aguado y Experta en Hipnosis Clínica, así como miembro asociado del Instituto Europeo de Psicoterapia de Tiempo Limitado (IEPTL).



Descubre tus problemas y resuélvelos.

Encuentra las respuestas que siempre habías buscado. La terapia con cartas asociativas te ayudará a encontrarlas dentro de ti.

 




El poder de las Cartas Oh

Las tres claves esenciales con el trabajo de las Cartas Oh son la creatividad, la imaginación y la comunicación. Descubre cómo pueden ser el comienzo de tu nuevo camino. Los cambios no son fáciles, por supuesto que no. Todas las personas que se han propuesto realizar un cambio en su vida, se han enfrentado a las dificultades que conlleva modificar el rumbo que hasta ahora ha sido el elegido. Aunque quizá lo que te ocurre, es que aún sabiendo que ese no es el modo en que deseas vivir, todos tus intentos por obtener resultados en la dirección en que crees que necesitas ir, se convierten en intentos frustrados que te encaminan de nuevo al mismo destino. Te propongo tres formas sugerentes y distintas de romper este círculo vicioso, desde el juego con nuestras queridas Cartas Oh:

CREATIVIDAD

Deja que ellas lo hagan. Puede que seas un ser creativo en muchos sentidos, y que a pesar de eso la vivencia de tu problema siempre la experimentes del mismo modo: problema-solución-problema. Nada te saca de ahí. Es el momento de descubrir la carta palabra. Lo que en un principio te parece que no tiene mucho que ver contigo, cobra vida al unirlo con la carta imagen. Tu creatividad se cuela en la parte de ti en la que están el problema y también la solución, y ésta última comienza por primera vez a salir a la luz.

IMAGINACIÓN

El juego está en marcha, imágenes y palabras llenan la mesa de asociaciones que parecen imposibles, hasta que consiguen potenciar tu imaginación. Todo está en ti y comienza a tener sentido.

COMUNICACIÓN

Es el momento más importante y más personal. Por primera vez incluyes en tu diálogo palabras y conceptos diferentes. Has roto el círculo añadiendo otros significados a través de dibujos y letras que han conseguido sacar a la luz lo que antes estaba en un rincón de tu inconsciente y así comienzas un nuevo diálogo interior. Y al terminar el juego todo sigue dando vueltas en tu mente. Comenzaste tu sesión de Cartas Oh afrontando un objetivo muy a largo plazo, y desde tu nuevo autodiálogo, al que llegas después de dar rienda suelta a tu imaginación desde la creatividad, enseguida vives un cambio pequeño en tu día a día, pequeño pero muy significativo, quizá incluso en cualquier otra área de tu vida. Cualquier observador podría decir que nada tiene que ver ese cambio con tus objetivos, pero tú sientes que es el principio de un camino diferente. Ves claro que ahora sí es el momento de esforzarte porque tus objetivos están al final del túnel. El equilibrio que tanto anhelabas, esa melodía de fondo en tu vida… Nuevas soluciones a viejos problemas. Aunque cuesta, pero tienes ganas de hacer ciertas cosas: encontraste tu palabra, encontraste tu imagen. Y además las soluciones que funcionan te hacen comprender mejor tu problema. Se acabaron las preguntas, por fin puedes apostar todo a una carta: vivir el momento, aquí y ahora.



¿Todavía no has conseguido en tu vida los cambios que deseas?

Las Cartas Oh te ayudarán a aceptar lo que ocurrió, creando una base segura a partir de la cual vivir tu día a día con satisfacción.