LA HIPNOSIS EN PSICOTERAPIA

LA HIPNOSIS EN PSICOTERAPIA

Hoy en día gracias a la neurociencia, la hipnosis está volviendo a estar donde se merece, librándose de la mala prensa que la oscurecía y la apartaba del ámbito científico y académico.

Conviene aclarar que la hipnosis no es una terapia por sí sola, la hipnosis es una “herramienta”, una técnica que puede ser utilizada desde diferentes enfoques psicoterapéuticos, es decir, que puede ser utilizada en un marco cognitivo conductual, psicodinámico, gestáltico… aumentando su eficacia y disminuyendo el tiempo de la terapia. Esta afirmación puedo hacerla ya que numerosos estudios científicos como los de Barrios (1970), Kirsch (1992), Montogomery & Sapirstein (1995) afirman que los sujetos que han recibido terapias con hipnosis mejoran un 70% más que los sujetos que recibieron psicoterapia sin hipnosis.

  • ¿Que es la hipnosis?

La hipnosis produce un estado de conciencia diferente, natural y propio del ser humano, en el que entramos de forma espontánea varias veces al día, como por ejemplo cuando perdemos la noción del tiempo mientras disfrutamos de algo, como una buena música, un buen libro, una obra de arte o mientras conducimos. En estos fenómenos cotidianos se produce un distorsión temporal, un signo muy propio de cuando entramos en trance.

Hay muchas definiciones de hipnosis, yo utilizaré la de Roberto Aguado (2001):

La hipnosis es un estado mental en el que predomina la función del hemisferio no dominante) (hemisferio derecho en diestros). En este estado mental se establece una empatía singular y adecuada para la terapia, con la que es más probable la expresión emocional, la neutralización de los juicios de valor y creencias actuales, además de favorecer la evocación del pasado. Dependiendo de la dirección de las sugestiones, se articula la activación del sistema nervioso autónomo, tanto en su rama simpática como parasimpática, amén de muchas otras funciones psicofisiológicas”.

Por todo esto, el uso de hipnosis en psicoterapia va a traernos algunas ventajas:

  1. La hipnosis genera expectativas positivas, por lo que los pacientes se mostrarán más colaborativos y preparados para el cambio.

  2. La hipnosis acorta el tratamiento.

  3. La hipnosis mejora el estado de ánimo.

  4. La hipnosis mejora la plasticidad neuronal.

  5. Se produce un vinculo muy especial terapeuta-paciente.

    Hipnosis clínica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *